viernes, 26 de agosto de 2016

Relato de Jueves Literario: "Argumentos literarios y de otras clases"

La convocatoria de este jueves la lidera El Demiurgo de Hurlingham, quien nos invita a escribir sobre alguno de los argumentos que propone, que resultan muy atractivos. A su casa están todos invitados para disfrutar de relatos variados

Por mi parte elegí el argumento Nº  10) Alguien va a una Feria del libro. En algún momento, hace una pausa para tomar algo. Y se le llega una mujer que escribe poesías…



 ¡AGUA, POR FAVOR!


Walter dobla hacia abajo la boca de la bolsa y envuelve la pila de libros que compró. Los deja sobre un rincón de la mesa al tiempo que la camarera deja el café en el lugar sobrante. -¡Sírvase señor!, ¿azúcar o edulcorante?
Las dos mujeres de ademanes urgentes se cruzan en su pequeño espacio de madera, una le apoya dos sobres de azúcar y la otra le pega un caderazo que le hace perder a la taza un cuarto de contenido. -¡Perdón! -dice mientras se soba el costado con la libreta de notas en la mano, rie para descomprimir, luego se sienta confiada por la sonrisa amigable del hombre. -¡Busco sonidos, melodías que me susurren poemas!, sabes?...como un insecto zumbante no para de hablar, Walter solo la mira y cuando ella calla de una vez, el la sujeta con sus ojos de agua marina pálido. Con un zoom la acerca mas y mas hasta que cae redonda en agua liviana y clara. Pasado el susto inicial, Sofía se siente sumergir lentamente en una gota gorda que se alarga en un sonido grave de chupón ¡mmchc!, Tarda la implosión, y al fin se suelta en un revuelo mojado y se acelera un poco la caída. Toca el fondo y se desarma con pausa, primero la espalda, luego brazos y piernas se desploman, ya una hilera de compases a destiempo viajan hacia la superficie. Se le fuga el cuerpo en fina efervescencia de limón y piensa: "gloria auguras a mis glotones labios, Walter ojos de agua"



11 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Un breve relato, pero efectivo. ¿Así que la hizo caer en sus brazos, con mirarla, a esa poetisa? ¿Será que ella estaba tras él?
Bien contado.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Esa sí que era una poeta!...y el un implacable "muso" jejeje. Muy original y bien logrado relato, Ceci.
Un fuerte abrazo!

Pepe dijo...

Por aquí decimos, cuando algo nos gusta mucho, que nos hace agua, en tu historia, esa frase cobra todo su sentido.
Me ha encantado.
Un abrazo.

Alma Baires dijo...

Con tu bien planteado relato podría llegar a entender eso de "me haces agua..." que dicen por allí.

Un beso.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Hacerse agua, deshacerse.....me encanta la forma como escribes, besos.

María Perlada dijo...

Muy original hasta dónde has llevado este argumento, la verdad es que me ha encantado tu manera de transmitir el hacerse agua, un viajar entre gotas.

Un placer leerte, Mamaceci.

¿Sabes? En principio era el que tenía pensado escribir yo, el argumento número 10, aunque luego pensé en otros, y al final terminé con el del espejo.


Un beso enorme.

Charo dijo...

Más poético no puede ser...me gusta mucho cómo describes el momento en que ella se hace agua.Muy original.
Un beso

Pepe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diva de noche dijo...

Mas que hacerse agua, ella se derritió en esos azules...y el si que encontró la manera mas dulce de hacerla callar ...besos con sabor a café...un relato muy fresco y romántico..bss

Pablo Paf dijo...

Te ríes un rato con estos dos personajes esperpénticos. La sentencia que sale de allí no puede ser otra cosa. Un abrazo.

Mag dijo...

¡Madre mía, qué de movimiento en poco rato!
Si todo eso lo provoca una sola mirada de color agua pálido... No me quiero imaginar qué puede hacer una mirada de color azul mar bravo.
Me ha encantado.

Un beso enorme.